viernes, 28 de enero de 2011

Spagnola alla palermitana

No tengo palabras para definir lo qué me ha pasado en estos últimos días. Me encanta que la vida sorprenda de esta manera y me haya dado la oportunidad de dar un giro de 180 grados a este 2011.

Como tengo prisa, iré al grano. El próximo martes me voy a PALERMO!!! :D :D :D  Me han concedido una beca en el Servicio de Voluntariado Europeo (SVE) y estaré allí nueve meses!

Ha sido un poco locura, porque el martes pasado por la noche leí un correo que me había mandado la coordinadora del SVE, en el que me informaba de que había una plaza libre para Palermo, y era urgente. Le contesté diciendo que yo estaba muy interesada, que había estado en esa ciudad y que me había encantado y que, además, como había hecho Erasmus en Roma el idioma no sería un problema.

La sorpresa me la llevé al día siguiente cuando me dijo que el proyecto comenzaba el próximo 1 de febrero y que duraba nueve meses. Claro, lo vi así tan de sopetón que al principio me eché para atrás y le dije que no. Es que me parecía tan fuerte irme a la semana siguiente y no volver hasta octubre...

Pero a final, después de hablar con mil personas, volví a hablar con la coordinadora y le dije que contara conmigo. Y nada, al día siguiente me llamó la chica italiana que lleva este tema desde Sicilia y ya me explicó cómo iba a ir todo.

Ya casi que me he hecho a la idea, pero al principio dije que no porque ya tenía planeado (me gusta planear siempre todo >_<) los primeros meses de mi 2011: ir a Madrid a finales de enero a ver a unas amigas - he tenido que cancelar el viaje por esto que me ha salido de Palermo -, intentar buscar un trabajo en condiciones en cualquier punto de España y, si no, irme a Inglaterra para mejorar mi inglés. Pero claro, también me parecía absurdo dejar algo seguro por unos planes que igual se cumplían como que no. Además, en estos últimos meses he estado echando tantas becas para irme al extranjero (que si a Dublín, a Florencia...) que me parecía super mal decir que no ahora que me estaban dando la oportunidad.

Así que hala, que me voy. En estos poco más de tres días tengo que despedirme de mi familia, de mis amigos y de mi novio. La mitad de mi familia piensa que estoy loca perdía, y puede ser que tengan razón. Sé que los echaré de menos, pero como ya pasé nueve meses en Roma hace ya algunos años, sé a lo que me enfrento. Lo del novio será nuevo para mí, porque la otra vez fui soltera así que no tenía ninguna "atadura". Supongo que nos echaremos muchísimo de menos, pero no creo que la distancia tenga que ser un problema (dentro de lo que conlleva estar separados por tantos kilómetros).

En fin, alea jacta est. Ya no hay que darle más vueltas. A ver qué tal me va!


No hay comentarios:

Publicar un comentario